Páginas

martes, 2 de mayo de 2017

Pequeño pero matón : Al menos fiel a su estilo


Es la segunda (y posiblemente última) vez que veo esta película, que en su día me pareció horrenda y curiosamente ahora he visto mucho mejor porque ahora sabía perfectamente que se trataba de una especie de Remake del Baby Buggy Bunny en el que Finster se hace pasar por bebé engañando a nuestro querido conejo.  Y porque conocer casi por completo el sentido del humor de la familia Wayans tambien ayuda.

Así que me he encontrado con una historia absurda, técnicamente mal resuelta, pero de manera que le confiere un encanto muy simpático (también es muy compleja de hacer) y que resulta bastante fiel al original.

A nivel artístico no hay mucho que rascar, Marlon y Shawn hacen lo de siempre , pero no por ello nos tiene que estar mal necesariamente, ya que ¨en lo suyo¨se desenvuelven bien. Y es una película que hay que ver igual que las películas de Scary Movie, sin la menor pretensión cinematográfica más allá de resetear el cerebro, que hay que quitarse para ver Pequeño pero matón.

 Os dejo un ejemplo en el que se ve claramente el parecido entre los dibujos y la película



Nota Pelicacómetro : 3/10



Título original
Little Man
Año
Duración
98 min.
País
Estados Unidos Estados Unidos
Director
Guion
Keenen Ivory Wayans, Marlon Wayans, Shawn Wayans
Música
Teddy Castellucci
Fotografía
Steven Bernstein
Reparto
, , , , , ,
Productora
Columbia Pictures / Revolution Studios
Género
Comedia
Web oficial
http://www.sonypictures.com/movies/littleman/
Sinopsis
Después de varios años en la cárcel, Calvin Sims (Marlon Wayans), un duro ladrón de joyas que no supera el metro de altura, decide retirarse del mundo del delito no sin antes dar el gran golpe. Calvin y su socio Percy (Tracy Morgan) reciben el encargo de robar un valioso diamante con un plan perfecto. Pero el plan falla y Calvin tiene que esconder el diamante dentro del bolso de Vanessa Edwards (Kerry Washington) para sacarlo de la joyería y no acabar de nuevo en prisión. Vanessa y su marido, Darryl (Shawn Wayans), regresan a casa sin saber que se han convertido en cómplices de un robo y que los dos ladrones harán todo lo posible para recuperar el diamante. A Calvin, que mientras estaba en la joyería ha oído hablar a los Edwards sobre su deseo de tener un niño, no se le ocurre otra cosa que disfrazarse de bebé abandonado para poder entrar en su casa y coger la joya.... (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario