Páginas

viernes, 7 de abril de 2017

Hay un fantasma en mi cama : Sigue siendo agradable

Éste era otro de esos clásicos de la sección de comedia de los videoclubs, a los que siempre podías recurrir a pesar de haber visto ya, puesto que nos ofrecía una comedia de enredo que mezclaba de manera muy curiosa, el humor mas infantil con un tono más picante de lo habitual en aquellas películas.

Lo interesante ,además de tener un sorprende giro final, es  la historia fantasmas,la ambientación y especialmente su reparto. Con Vincenzo Crocitti y Renzo Montagnani luchando por Lilli Carati de la manera más divertida posible. Porque por suerte, no siquiera hay lugar para chistes políticos (En muchas ocasiones metidos sin tener nada que ver con la historia de otras películas) que tanto hacen envejecer a una película que realmente casi como un capítulo  algo verde de Scooby-Doo . Pero donde las risas están aseguradas y por encima de complicaciones técnicas, que no hay, pero tampoco chapuzas.

La secuencia final con Crocitti desatado violando por el castillo es absurdamente desopilante

Se mantiene estupendamente bien, no me lo esperaba

Nota Pelicacómetro: 5/10


Sinopsis: Una pareja se hospeda en una habitación de hotel, que resulta no estar completamente desocupada: existe un fantasma, pero se trata de uno cachondo, que quiere acostarse con la mujer. A ella la idea le divierte mucho y no pierde el tiempo de engañar a su marido aunque sea con el fantasma de un pirata. (FILMAFFINITY)

Director

Claudio Giorgi

Reparto

Lilli Carati

Renzo Montagnani

Vincenzo Crocitti

Vanessa Hidalgo

Guerrino Crivello

  Año / País:1981 /  Italia

Título original: C'è un fantasma nel mio letto (Hay un fantasma en mi cama)

Duración94 min.

Guion

Luis María Delgado, Jesús R. Folgar, Giovanni Simonelli

Música

Piero Umiliani

Fotografía

Raúl Pérez Cubero

Productora

Coproducción Italia-España; Victory Films / Telecinema 80

Género Comedia Erótico


No hay comentarios:

Publicar un comentario