Páginas

miércoles, 11 de enero de 2017

Un buen día lo tiene cualquiera: No es la infamia que parece

A pesar de resultar una película que en el fondo no tiene nada que contar, logra resultar sorprendentemente agradable como entretenimiento, sin llegar a ofender a la inteligencia a pesar de estar cerca de ello en más de una ocasión ,por caminar al borde del surrealismo

Tiene un buen ritmo a pesar de lo previsible que resulta  y especialmente tiene a un estupendo Juan Antonio Quintana, que acompañado por Diego Martín, Antonio Molero y un Manuel Tallafe (que hace las veces de ¨Silent Bob¨) mantienen a flote a la película

Técnicamente es algo mejorable y el diseño de producción va algo justo,pero aprovecha bien esa escasez de recursos

Lo principal es lo que dije antes, no ofende

Nota Pelicacómetro: 5´5/10


Un buen día lo tiene cualquiera

Tu voto:
Título original
Un buen día lo tiene cualquiera
Año
Duración
84 min.
País
España España
Director
Guión
Santiago Lorenzo
Música
Malcom Scarpa
Fotografía
José Luis Moreno
Reparto
, , , , ,
Productora
Telespan 2000 / Estudios Picasso
Género
Comedia | Comedia negra
Sinopsis
Tras perder su empresa, su dinero y su casa, Arturo decide aprovecharse de un programa social en el que ancianos solitarios acogen en sus casas a estudiantes jóvenes sin recursos por un alquiler ínfimo. Arturo, que ni es estudiante y hace tiempo que dejó de ser joven, falsifica la solicitud y entra a vivir con Onofre, un encantador abuelito bajo cuya apariencia afable se esconde un auténtico Mr. Hyde. (FILMAFFINITY)

No hay comentarios:

Publicar un comentario