Páginas

viernes, 10 de julio de 2015

Sin ley (Lawless) : superior a la media, pero...

Estamos ante un nuevo caso de películas que o bien no llegan a nuestro país, o lo hacen muy tarde, pues hablamos de una producción del 2012, que hasta hace nada no había llegado a nuestro país , y eso que como digo ,la película es superior a la media en este tipo de películas  y además cuenta con un reparto de escándalo

Tenemos la adaptación de la novela de Matt Bondurant, sobre los hecho reales protagonizados por su familia durante la época de la ley seca, aunque posiblemente se haya estereotipado en exceso a los personajes para dotarles de mayor empaque, cosa que resta fuerza al fondo de lo que se nos cuenta, que no obstante está bien narrado, su interés no decae en ningún momento y su montaje es tremendamente agil, pero por desgracia, la historia no deja de ser poco más que ¨una de tantas¨ y le falta un poco de chicha para llegar a ser una película verdaderamente recordada, porque posiblemnete esté condenada a perderse en el olvido

El reparto es simplemente espectacular, Tom Hardy, Shia LaBeuf, Jason Clarke, Jessica Chastain, Guy Pearce, Mia Wasikowska, Gary Oldman... un reparto de lujo , que ayuda a que todo lo que vemos nos entre muchísimo mejor, además, pequeños detalles de humor ,pondrán la cucharada de azucar a toda esta ¨carnicería¨

Una película muy entretenida, pero se queda demasiado en la ¨superficie¨

Nota pelicacómetro: 6´5/10



Título original
Lawless 
Año
2012
Duración
115 min.
País
 Estados Unidos
Director
John Hillcoat
Guión
Nick Cave (Novela: Matt Bondurant)
Música
Warren Ellis
Fotografía
Benoît Delhomme
Reparto
Shia LaBeouf, Tom Hardy, Jason Clarke, Jessica Chastain, Guy Pearce, Mia Wasikowska, Gary Oldman, Noah Taylor, Dane DeHaan, Eric Mendenhall, Chris McGarry
Productora
Millennium Films / Nu Image / Annapurna Pictures
Género
Thriller. Drama | Neo-noir. Años 30. Gran Depresión. Basado en hechos reales
Sinopsis
Adaptación de una novela de Matt Bondurant que se inspiró en hechos reales protagonizados por su propia familia. Narra las peripecias de una banda que traficaba con whisky casero cuando aún estaba vigente en Estados Unidos la Ley Seca (1920 a 1933).


No hay comentarios:

Publicar un comentario