Páginas

sábado, 13 de junio de 2015

Malta con huevo: muy blandita

La verdad es que hay películas que no sé ni cómo narices doy con ellas, ese es el caso de esta película chilena que en el año 2007 nos propuso una (a priori) interesante idea, en un tema tan manido y complejo como es el de los viajes en el tiempo, pero por desgracia... ese huevo no llegó a cuajar

Primera y única película dirigida hasta el momento por Cristóbal Valderrama ,que aunque cuenta con pocos medios llegar a resolver algunas situaciones de manera bastante solvente, pero en la obra hay un ambiente 'naif' que en un principio agrada ...y finalmente molesta

La historia no arranca del todo mal y se sustenta especialmente en una interpretación bastante espontánea de Diego Muñoz, pero esa sorpresa y naturalidad del personaje ,se agota tan rápido como las ideas de un guión que llega a su desenlace de la peor manera posible, dejándonos con un sabor de boca casi desagradable por la oportunidad perdida de hacer algo bastante meritorio

Hay algunos momentos de humor negro que funcionan bien, pero muchos otros resultan demasiado artificiales, no sé a quién puedo recomendar esta película porque toca géneros muy dispares y aunque sea de refilón, no llega a pertenecer a ninguno...

Muy blandita, una buena idea mal rematada y torpemente ejecutada

Nota pelicacómetro: 3/10

 tráiler 

Malta con huevo
Año 2007 Duración88 min.
País Chile
Director Cristóbal Valderrama
Guión Cristóbal Valderrama, Carlos Labbé
Música Cristián Schmidt
Fotografía Jorge González
Reparto Diego MuñozNicolás SaavedraJaviera Díaz de ValdésManuela MartelliMariana DerderiánPatricio DiazAline Küppenheim
Productora Cinepata / Forma Producciones
Género Comedia | Comedia negra

Sinopsis: Dos amigos deciden cambiarse de casa y a partir de ese momento, cada uno vivirá su propia y extraña experiencia durante el primer mes de arriendo. Uno de ellos empieza a viajar en el tiempo, mientras que el otro, un obsesivo maniático del control y convencido que es un ser superior, elabora un plan para demostrárselo a sí mismo


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario