Páginas

lunes, 15 de junio de 2015

La matanza de Texas : esta carne podrida...sigue fresca

Hacía un montón de años que no veía este clasicazo de Tobe Hooper, que en su día fue una de las primeras películas ¨fuertecitas¨ que coleccioné, y la verdad es que la he disfrutado de nuevo, porque resulta uno de esos casos en los que la remasterización es absolutamente necesaria y está muy bien hecha, superando incluso a la nostalgia del VHS

La historia sigue funcionando bien por varias razones, por un lado su dinamismo, mezclando road movie con Slasher, su pequeña parte de humor,  su ajustadísimo metraje y por otro  porque tenemos una familia despiadada ,que son al mismo tiempo aterradores y desopilantes, dando lugar además a uno de los personajes más famosos del terror de todos los tiempos , como es Leatherface

Se respira el aire independiente en una cinta que ros regala grandes momentos de espectacular fotografía por lo vistosa de ésta, transformando esa vivacidad en opresión y angustia en otros, recreando una atmosfera malsana y pútrida , de la mejor manera posible

Las interpretaciones no van más allá de lo que era este cine en aquellos tiempos, pero tampoco hace falta

Un clasicazo que sigue manteniéndose muy fresco y del que se pueden apreciar detalles seguidos por muchos directores posteriores

Nota pelicacómetro: 8/10



The Texas Chainsaw Massacre
Año
1974
Duración
83 min.
País
 Estados Unidos
Director
Tobe Hooper
Guión
Tobe Hooper & Kim Henkel
Música
Tobe Hooper & Wayne Bell
Fotografía
Daniel Pearl
Reparto
Marilyn Burns, Paul A. Partain, Edwin Neal, Jim Siedow, Allen Danziger, Gunnar Hansen, William Vail
Productora
Bryanston Picture
Género
Terror | Slasher. Cine independiente USA. Película de culto. Asesinos en serie
Sinopsis
Cinco adolescentes visitan la tumba, supuestamente profanada, del abuelo de uno de ellos. Cuando llegan al lugar, donde hay un siniestro matadero, toman una deliciosa carne en una gasolinera. A partir de ese momento, los jóvenes vivirán la peor pesadilla de toda su vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario