Páginas

lunes, 11 de mayo de 2015

Todos los perros van al cielo: una obra maestra

De niño , tras verla en el cine ,esta película se convirtió irremediablemente en una de esas películas que sabes que te van a acompañar toda la vida y  en una de esas películas que aunque seas niño notas que encierra mucho más significado del que alcanzas a comprender en ese momento y conseguirás ir apreciando con el paso de los años

Posiblemente hacía más de 20 años que no veía esta película, pero la verdad es que no ha envejecido demasiado y toda su "intención" perdura y perdurará perfectamente fresca

Dirigida por el genial y casi siempre olvidado Don Bluth, nos encontramos con una historia de cine negro plagada de oscuridad y crudeza  , suavizada mínimamente para el público infantil,  una película mucho más adulta de lo que solemos encontrarnos habitualmente en la animación, aunque en los últimos tiempos la cosa haya cambiado un poco

Sensacional historia desde su inicio, con unos personajes increíblemente carismáticos ,un ritmo estupendo, una animación a la que no se le notan las costuras  y le da un equilibrio perfecto para conseguir un producto familiar "sin fecha de caducidad", una película "dura" , pero realista y que hace reflexionar sobre muchas cosas

Actores como Dom De Louis y Burt Reynolds aportan las voces en la versión original, encajan perfectamente con los personajes, aunque el doblaje tampoco está nada mal

Tal vez lo menos bueno sean algunas trampas en el guión ,pero es difícil pedirle más a una película de este tipo en poco más de 70 minutos

Imprescindible

Nota pelicacómetro: 8/10

 tráiler 

All Dogs Go to Heaven
Año1989 Duración82 min.
País Reino Unido
Director Don BluthGary GoldmanDan Kuenster
Guión David N. Weiss
Música Ralph Burns, T.J. Kuenster, Michael Lloyd, Charles Strouse
Fotografía Animation
Reparto Animation
Productora United Artists
Género AnimaciónAventurasInfantil | Perros/LobosAños 30

Sinopsis: Todos los perros van al cielo... o al menos hasta ahora. A las puertas del cielo es donde se encuentra Charlie, un pastor alemán granuja y estafador, asesinado por su antiguo socio, el malvado Carafea, para hacerse con el control del negocio de apuestas ilegales más importante de Nueva Orleans. Con la inestimable ayuda de su fiel amigo Richie y de María, una niña huérfana que puede hablar con los animales, Charlie tendrá una oportunidad para demostrar que merece su entrada en el cielo

Pelicacómetro, cinefagia pura y dura


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario