Páginas

domingo, 10 de mayo de 2015

Pánico en las calles: clasicazo de Kazan

Una de las películas más famosas de Elia Kazan y una de las películas con mayor mensaje "subliminal" del director en contra del comunismo, pero que se mantiene bastante fresca a pesar de los años y de su peculiar desarrollo

Tras arrancar con bastante fuerza y ofrecernos una primera mitad muy interesante, el guión comienza a mostrar pequeñas carencias que entorpecen un poco esta  "persecución" y dejan entrever las intenciones principales de la obra

Obra que por otro lado resulta casi siempre entretenida y en su recta final recupera todo el ritmo perdido en su nudo

Richard Widmark consigue brillar "fuera del Oeste" y  Paul Douglas resulta meritorio, como meritoria y acertada resulta esta curiosa mezcla entre thriller y Noir

Posiblemente un repaso al guión le hubiese venido  de perlas a una película que sin ser mala ni mucho menos ,deja una sensación de haber podido ser mejor si hubiese sabido explicarse

Nota pelicacómetro: 7/10

 tráiler 

Panic in the Streets
Año1950 Duración93 min.
País Estados Unidos
Director Elia Kazan
Guión Richard Murphy (Argumento: Edna Anhalt & Edward Anhalt)
Música Alfred Newman
Fotografía Joseph MacDonald (B&W)
Reparto Richard WidmarkPaul DouglasJack PalanceBarbara Bel GedesZero MostelDan RissTommy CookAlex MinotisWilson Bourg Jr.Beverly C. BrownLewis Charles,Herman CottmanWilliam A. Dean
Productora 20th Century Fox
Género ThrillerCine negro | PandemiasCrimen

Sinopsis:Una noche, en los barrios bajos de Nueva Orleáns, el rufián Blackie y sus amigos matan a un inmigrante que les había ganado jugando al póker. A la mañana siguiente, el doctor Clint Reed del Servicio de Salud Pública confirma que el muerto tenía la peste negra. Para evitar una epidemia que tendría efectos catastróficos, Clint y el capitán de policía Tom Warren tratan de encontrar y aislar a los asesinos. La operación se lleva a cabo en secreto, por miedo a que la población sea presa del pánico. Disponen sólo de 48 horas para conseguirlo.


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario