Páginas

lunes, 27 de abril de 2015

Los Kalatrava contra el imperio del karate: y sigo vivo...

Madre mía, ser un héroe debe ser muy parecido a esto,  porque por fin a duras penas he podido ver la última que me quedaba por ver de las cuatro películas protagonizadas por los hermanos Calatrava ,me ha llevado unos 3 años ir recuperando fuerzas poco a poco... Pero ya está, sigo vivo

La anterior película me había sorprendido mínimamente, (El último proceso en París)  sin duda por ser una película dirigida por José Canalejas, que no tenía nada que ver con el infame Manuel Esteba, que fue el encargado de perpetrar 3 de las peores películas de la historia de todos los tiempos,  'El ete y el oto' 'Horror Story' y ésta que nos ocupa

Las tres parecen cortadas por el mismo patrón ,un guión ridículo, sin sentido, construido a base de piezas sueltas de cosas que no tienen la más mínima gracia y especialmente empeoradas por culpa de su reparto, que sí como dúo cómico tenían la gracia Justa... aquí entran verdaderas ganas de matar al verlos

Curioso ver cómo "engañaron" Agata Lys para que apareciese en este engendro insufrible

Técnicamente vuelve a ser la misma basura que las anteriores,  con  un montaje hecho posiblemente por un orangután y un doblaje que rara vez sincroniza,que parece hecho mal adrede

Infame es un calificativo benévolo para un atentado neuronal como este, hace falta valor,ha-ce  falta valor

Nota pelicacómetro: 0'0/10

 vídeo 

Los Kalatrava contra el imperio del karate
Año1974 Duración95 min.
País España
Director Manuel Esteba
Guión Manuel Esteba, George Martin, Miguel Sanz
Reparto Francisco CalatravaManuel CalatravaMarta FloresJohn LiuGaspar 'Indio' GonzálezMir FerryÁgata LysNorma Resto
Productora ABC Cinematográfica
Género Comedia | CrimenKarate
Sinopsis: Manolo y Paco son vendedores a domicilio de cursos de karate. Un chino miope los confunde y los contrata para liquidar a uno gansters chinos. Debido a su estado financiero, deciden aceptar el trabajo pese al equívoco

Pelicacómetro, cinefagia pura y dura


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario