Páginas

domingo, 1 de marzo de 2015

La playa: injustamente enterrada

Aunque hay que reconocer que Danny Boyle es un director impredecible , que nos puede sorprender con maravillas como '127 horas' o con infamias como 'Millones', a esta película me parece que se le dieron demasiados palos, aunque muchos de ellos fuesen merecidos

Boyle adapta  la novela de Alex Garland, de una manera bastante peculiar, omitiendo multitud de detalles que o no se tocan, o se bordean mínimamente en la película, haciendo que algunas situaciones que ya podrían considerarse innecesarias de por sí ,lo sean mucho más ,e incluso rocen  el ridículo, como por ejemplo la escena del videojuego

También hay que tener en cuenta que aunque la película arranca bastante bien y nos intenta contar una especie de idea similar a la de Hacia rutas salvajes,  no tiene la más mínima profundidad necesaria para ello ,por lo que finalmente nos quedan algo menos de dos horas de, dinamismo, una preciosa fotografía y poco más

Por suerte ese dinamismo del que hablo es el que consigue que a pesar de todo, la película no resulte aburrida, pues queremos continuar viendo su desarrollo a pesar de no conseguir empatizar con ningún personaje, entre otras cosas por estar vagamente definidos,  lo que casi seguro ha contribuido a que Leonardo DiCaprio ofreciese una de sus peores interpretaciones , aunque por suerte tenemos a Tilda Swinton y al gran Robert Carlyle para compensarlo

Está claro que no es una película que vaya a pasar a la historia del cine, pero tampoco es una obra totalmente descartable

Nota pelicacómetro: 5'5/10

 tráiler 

The Beach
Año2000 Duración118 min.
País Reino Unido
Director Danny Boyle
Guión John Hodge (Novela: Alex Garland)
Música Angelo Badalamenti
Fotografía Darius Khondji
Reparto Leonardo DiCaprioTilda SwintonVirginie LedoyenGuillaume CanetRobert Carlyle,Hélène De Fougerolle
Productora 20th Century Fox
Género AventurasIntriga | Naturaleza
Sinopsis: Impulsado por el deseo de vivir experiencias y emociones apasionantes, Richard (Leonardo DiCaprio), un joven mochilero, va a Thailandia. En Bangkok, se aloja en un hotel de mala muerte, donde conoce a una pareja de franceses, Étienne (Guillaume Canet) y Françoise (Virginie Ledoyen), y a Daffy (Robert Carlyle), un viajero consumido por años de sol y drogas y que está de vuelta de todo. Daffy, un ser tortuoso y paranoico, le cuenta a Richard una historia fantástica sobre una isla paradisíaca que nunca ha sido profanada por los turistas.


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario