Páginas

viernes, 27 de marzo de 2015

Hotel y domicilio: se pasa quedándose corta

Mientras ojeaba a la ficha técnica de esta película tras haberla visto, me he llevado una sorpresa un tanto desagradable y es que se trata de una producción de 1995, que a día de hoy está tan ajada y sufre unas limitaciones técnicas  tan evidentes, que hubiese jurado que se tratase de una película una década anterior

Tenemos una historia que aunque no arranca del todo mal ,cuenta con un guión realmente pobre, lo que la obliga a emplear bastantes trampas para desarrollar algo que ni siquiera llega a sorprender, pero a donde si llega es a pecar de una cierta pretenciosidad, estropeando un poco la sensación que deja

Como digo el apartado técnico es bastante, bastante limitado, el montaje tiene un montón de fallos

Al menos cuenta con un reparto solvente que podría haber sido mucho más exprimido de lo que está, con Santiago Ramos ,Jorge Sanz, Anabel Alonso y Ramón Barea entre otros...pero a todos les falta información para recrear sus personajes

Se trata de una de esas películas para gente muy curiosa, pero que resulta difícil de recomendar

Nota pelicacómetro: 3/10

 vídeo 

Hotel y domicilio
Año1995 Duración99 min.
País España
Director Ernesto del Río
Guión Luis Eguraun, Santiago González, Ernesto del Río
Música Bingen Mendizábal
Fotografía Gonzalo Fernández-Berridi
Reparto Jorge SanzSantiago RamosEnrique San FranciscoAnabel AlonsoRamón Barea,Joseba ApaolazaJosé Manel CervinoSaturnino García
Productora Lan Zinema / Sendeja Films
Género ThrillerDrama | HomosexualidadProstitución

Sinopsis: Ángel trabaja como médico forense en la Audiencia de una ciudad de tamaño medio. Abandonado por su pareja, un psiquiatra amigo y vecino le ayuda, le induce a hacer deporte y le encamina hacia una agencia de contactos para resolver su problema más acuciante. Ángel conoce así a Bruno, un chapero de poco más de veinte años cuyo presente se circunscribe a una agencia en la que trabaja, y a Mavi, una prostituta con la que éste mantiene una relación de compañerismo. En el pasado de Bruno figura Guillermo, un ex-policía que fue su protector-explotador hasta que les separó una condena policial... 

Pelicacómetro, cinefagia pura y dura


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario