Páginas

sábado, 28 de marzo de 2015

Charlot en el balneario: Una botella envenenada





Uno de los cortometrajes de Chaplin, que más critica encerraba y que como justo antes de comenzar nos avisan, Chaplin cambiaba su rol habitual en el que ¨Charlot¨ era un vagabundo, convirtiendose en un millonario que llega a un balneario de lujo para curarse de su alcoholismo  , rodeado de gente de clase alta y  denunciando así el abusivo consumo de dicha sustancia que había ( aunque ahora no le vamos a la zaga) por aquel entonces

Comienza un Slapstick de los que tan genialmente hacia este maestro del humor, con muchísimo ingenio y un ritmo fantástico, además podremos ver a alguno de los ¨rivales habituales¨de Charlot

Una delicia de 23 minutos, que aunque ahora veamos como inocente y cándida al máximo, en 1917 seguro que hizo pensar a más de uno en si su comportamiento era correcto

Imprescindible

Nota pelicacómetro: 7´5/10



Título original
The Cure (The Water Cure) aka
Año
1917
Duración
31 min.
País
 Estados Unidos
Director
Charles Chaplin
Guión
Charles Chaplin, Maverick Terrell, Vincent Bryan
Música
Película muda
Fotografía
Roland Totheroh
Reparto
Charles Chaplin, Edna Purviance, Eric Campbell, Henry Bergman, John Rand, James T. Kelley, Albert Austin, Frank J. Coleman, Leota Bryan, William Gillespie, Janet Miller Sully
Productora
Lone Star Corporation / Mutual Film
Género
Comedia | Alcoholismo. Mediometraje. Cine mudo
Sinopsis
A un prestigioso balneario acuden diferentes personas con el fin de curar sus dolencias. Por allí aparece Charlot en un estado de embriaguez que lo llevará a alterar la vida de clientes y empleados.



No hay comentarios:

Publicar un comentario