Páginas

viernes, 2 de enero de 2015

Muerte en Venecia: sucia, hermosa y ambigua como pocas

Posiblemente sea uno de los clásicos más controvertidos en cuanto a las opiniones que pueda causar, una de esas películas que amas u odias, pero que desde luego merece ser vista al menos una vez en la vida

Para empezar ,antes de verla viene bien conocer un poco el estilo de su director Luchino Visconti, de lo contrario mucha gente podrá sentirse decepcionada nada más comenzar, adaptación libre de la novela que no necesariamente tiene porqué estar relacionada con la homosexualidad como mucha gente dice ,si no con una búsqueda artística de la belleza, posiblemente esa ambigüedad sea uno de sus puntos fuertes y flacos al mismo tiempo, porque aunque podemos ver poesía en movimiento, la empatía necesaria para conectar totalmente con la película es complicada de conseguir

Su fotografía es una delicia, la última secuencia en la playa es toda una lección de cine y expresividad a cargo de Dirk Bogarde, que ofrece un recital durante toda la película

Además si a sus preciosas imágenes le añadimos la música de Mahler, tendremos escenas con una fuerza innegable, otra cosa es que lleguemos a disfrutar completamente del modo de mostrarnos esta "búsqueda", cómo si lo hacen otras películas también con un inmenso rastro de decadencia, como la reciente obra maestra de Sorrentino, La gran belleza

Es una película imprescindible pero como recomendación ...impredecible

Nota pelicacómetro: 7/10

 tráiler 

Morte a Venezia
Año1971 Duración127 min.
País Italia
Director Luchino Visconti
Guión Luchino Visconti, Nicola Badalucco (Novela: Thomas Mann)
Música Gustav Mahler
Fotografía Pasqualino De Santis
Reparto Dirk BogardeBjörn AndrésenSilvana ManganoMarisa BerensonMark Burns,Romolo Valli
Productora Alta Cinematografica
Género Drama | Años 1910-1919HomosexualidadPandemias

Sinopsis: Adaptación de la obra homónima del escritor Thomas Mann. A principios del siglo XX, un compositor alemán de delicada salud y cuya última obra acaba de fracasar, llega a Venecia a pasar el verano. En la ciudad de los canales se sentirá profundamente atraído por un hermoso y angelical adolescente, sentimiento que le irá consumiendo mientras la decadencia también alcanza a la ciudad en forma de epidemia


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario