Páginas

sábado, 6 de diciembre de 2014

Cuando el destino nos alcance: yo ya me habré alejado bastante

Me he llevado una pequeña decepción con esta película de Richard Fleischer, de la que había oído hablar bastante bien, sin embargo no puedo hacer la vista gorda con esta adaptación de la novela, porque tiene demasiados fallos que no solamente se debe a que se trate de una película de 1973

Porque aunque su historia arranque bien, con una premisa interesante ,el guión es un verdadero desastre, y el diseño de producción solamente consigue dos escenas en las que realmente parezca que el mundo sufre una superpoblación, pero aunque la ambientación futurista no sea especialmente llamativa, resulta "coqueta", al menos en eso se salva

Se ve venir de lejos y su último tercio se alarga demasiado, donde solamente podremos destacar una sensacional secuencia con Charlton Heston y Edward G. Robinson, principales bazas del reparto

Los problemas del director a la hora de desarrollar las historias, se muestran de una forma muy evidente a pesar de haber sido un director con mucha experiencia y grandes títulos a sus espaldas

No es de las mejores ni mucho menos y si nunca has tenido demasiado contacto con la ciencia ficción de los años 70 ,puede que sea mejor que omitas su visionado

Nota pelicacómetro: 3'5/10

 tráiler 

Soylent Green
Año1973 Duración97 min.
País Estados Unidos
Director Richard Fleischer
Guión Stanley R. Greenberg (Novela: Harry Harrison)
Música Fred Myrow
Fotografía Richard H. Kline
Reparto Charlton HestonLeigh Taylor-YoungEdward G. RobinsonChuck ConnorsJoseph CottenBrock PetersPaula KellyStephen Young Mike HenryWhit Bissell
Productora MGMGéneroCiencia ficciónIntrigaThriller | Thriller futuristaDistopíaPolicíacoPelícula de culto

Sinopsis: En el año 2022, la población de Nueva York, unos cuarenta millones de habitantes, vive en condiciones miserables. Para combatir el hambre se crea un alimento sintético, el soylent green, pero el policía Thorn y el viejo Roth, un superviviente de otra época, sospechan que detrás del nuevo alimento hay algo inquietante. 


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario