Páginas

martes, 30 de diciembre de 2014

Aquella casa al lado del cementerio : no es la mejor de Fulci ,pero merece un respeto

Creo que mi pasión por el cine de terror italiano comenzó siendo un niño con una película de este mismo director titulada 'Miedo en la ciudad de los muertos vivientes', fue una de las primeras películas que compré en VHS y me hizo descubrir un mundo que casi siempre ha sido maltratado, especialmente fuera de sus fronteras

En esta ocasión Lucio Fulci nos dejaba un pequeño cuento de terror "infantil", con un arranque gore brutal, que conseguirá pegarnos a la silla,  además cuenta con un buen desarrollo alternando sus clásicos momentos de enorme tensión, acompañados de una gran banda sonora

Su maquillaje es otro punto a destacar ,simplemente una delicia

El reparto cumple a la perfección y todo iría encaminado a convertirse en una de sus grandes películas ,sin embargo varios fallos muy gordos en la continuidad y otros no menos grandes en el guión, evitan que a cualquier persona que esté mínimamente pendiente de lo que se le está contando...no le chirríe demasiado como para "perdonarlos"

Aún con todo esto es una película verdaderamente recomendable ,muy seria y tristemente desconocida

Nota pelicacómetro: 6/10

 tráiler 

Quella villa accanto al cimitero
Año1981 Duración84 min.
País Italia
Director Lucio Fulci
Guión Lucio Fulci, Giorgio Mariuzzo, Dardano Sacchetti
Música Walter Rizzati
Fotografía Sergio Salvati
Reparto Paolo MalcoCatriona MacCollGiovanni FrezzaGiovanni De NavaDagmar LassanderAnia PieroniCarlo De MejoSilvia Collatina
Productora Fulvia Film
Género Terror | GoreZombisSobrenatural

Sinopsis: Norman Boyle, un académico y padre de familia que reside en Nueva York, es asignado para investigar el extraño suicidio de un científico, compañero suyo, llamado Dr. Peterson. Lo único que Norman sabe es que Peterson se trasladó a un viejo caserón de Nueva Inglaterra junto a su amante, para investigar a su antiguo dueño, un tal Dr. Freudstein, y que al final, Peterson mató a su amante y acabó ahorcándose


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario