Páginas

domingo, 16 de noviembre de 2014

Viridiana : Una joya "dando palos"

Tardó dieciseis años en estrenarse en nuestro país, hasta la muerte de Franco en 1977, esta grandísima película de Luis Buñuel no pudo ver la luz en las pantallas y eso que fue la primera película española que recibía un premio en Cannes, pero viendo la cantidad de irreverencias mostradas en la película ,no es de extrañar, sin embargo solamente con ver la sátira de la Última Cena ,ya merece la pena

Aún así la película merece la pena desde un principio, ya que está plagada de mensajes que van en contra de la iglesia, con el añadido de los destellos cómicos y surrealistas el director

Por otro lado su reparto es simplemente impresionante, Silvia Pinal da vida a la sensual Viridiana, a  quién acompañará un elenco casi interminable, entre quienes podremos ver a Fernando Rey ,Francisco Rabal (inmenso), Lola Gaos ,María Isbert...  Todos ellos forman una pequeña familia que sufre las ideas del hiperrealismo exacerbado de Buñuel, pero que nos regalan multitud de momentos imborrables

La cuidadísima fotografía consigue destacar más si cabe, gracias a la elección del blanco y negro, el montaje es sorprendentemente "moderno", y su desarrollo siempre va in crescendo.

Lo que menos me gusta son algunos secundarios , especialmente figurantes con frase, que están terriblemente mal y pequeñas trampas en la historia

Solo un peldaño por debajo de 'El ángel exterminador'

Imprescindible

Nota pelicacómetro: 8'5/10

Viridiana
Año1961 Duración90 min.
País España
Director Luis Buñuel
Guión Luis Buñuel, Julio Alejandro
Música Gustavo Pitaluga
Fotografía José F. Aguayo (B&W)
Reparto Silvia PinalFernando ReyFrancisco RabalMargarita LozanoJosé CalvoTeresa RabalLuis HerediaVictoria ZinnyJoaquín RoaJosé Manuel MartínLola Gaos,Juan García TiendaSergio MendizábalMaría Isbert
Productora Coproducción España-México; Films 59 / UNINCI / Producciones Alatriste
Género Drama | ReligiónPelícula de culto
Sinopsis: Don Jaime (Fernando Rey), un viejo hidalgo español, vive retirado y solitario en su hacienda desde la muerte de su esposa, ocurrida el mismo día de la boda. Un día recibe la visita de su sobrina Viridiana (Silvia Pinal), novicia en un convento, que tiene un gran parecido con su mujer


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario