Páginas

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Mad Max: Se mantiene salvaje





Hay poca gente que no tenga a esta película como referencia en cine postapocalíptico, algo normal, pues es un clásico en ello, sin embargo, poca gente conoce a una película anterior, aún de menor presupuesto que esta ,todavía más violenta , gamberra y para mí , superior, se trata de Death Race 2000, (que no en vano, tuvo un remake recientemente) y que sin duda colaboró a inspirar este film

George Miller dirigió esta acertada mezcla de Road movie y Western, con una historia simple, pero bien llevada, con un ritmo que sabe ajustarse a una duración ideal y que contiene los momentos de acción precisos ,justo cuando se necesitan

La ambientación es buena y las interpretaciones son malas , lo siento por Mel Gibson, pero sin ese equilibrio no hubiesen conseguido el mismo resultado

Hay momentos con mucha,mucha fuerza para una película así, se convirtió en un merecido clásico, que ya va para los ¨40 años¨

Sus secuelas también merecen la pena

Nota pelicacómetro: 6´5/10



Título original
Mad Max
Año
1979
Duración
93 min.
País
 Australia
Director
George Miller
Guión
James McCausland, George Miller
Música
Brian May
Fotografía
Dean Semler
Reparto
Mel Gibson, Joanne Samuel, Steve Bisley, Hugh Keays-Byrne, Roger Ward, Tim Burns, Geoff Parry, Sheila Florence
Productora
Kennedy Miller Productions
Género
Acción. Ciencia ficción | Road Movie. Futuro postapocalíptico. Western futurista. Película de culto
Sinopsis
En un futuro posnuclear, Max Rockatansky, un policía encargado de la vigilancia de una autopista, tendrá que vérselas con unos criminales que actúan como vándalos, sembrando el pánico por las carreteras. Cuando, durante una persecución, Max acaba con Nightrider, el líder del violento grupo, el resto de la banda jura vengar su muerte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario