Páginas

domingo, 9 de noviembre de 2014

La marrana: buena idea mal ejecutada

Debido a que le tengo cierto cariño a esta película no suelo revisionarla asiduamente, porque quiero evitar que me pase lo que me acaba de pasar y es que cada vez que la veo de nuevo ,le encuentro muchos más problemas

José Luis Cuerda consiguió ofrecernos Maravillas como Amanece que no es poco y todos conocemos de sobra su peculiar forma de hacer cine, sin embargo y a pesar de intentar contarnos una historia de manera bastante inteligente, el humor no consigue llegar de ningún modo ,ni del lado surrealista ni muchísimo menos del escatologico, y eso que nos lo intentan meter en varias ocasiones pero de manera absolutamente forzada e innecesaria

Su guión es bastante flojo e irregular, además su fotografía está excesivamente descuidada, consiguiendo momentos de auténticas chapuzas, por otro lado tenemos que sufrir agente como el Gran Wyoming ,Cayetana Guillén y Antonio Resines, sin poder disfrutar verdaderamente de gente como Manolito Alexandre, Agustín González y Fernando Rey, los cuales deberían haber tenido mucho más peso en esta cinta

Por suerte contamos con una estupenda interpretación de Alfredo Landa, que consigue salvar a esta película de suspenso, ah ,y podemos ver a un tremendamente joven Antonio Dechent

Una película que posiblemente haya tenido más reconocimiento del debido, pero que el tiempo se está encargando de volver a poner en su lugar, pero de la que también se podría destacar su ambientación

Nota pelicacómetro: 5/10 (por Landa)

 tráiler 

La marrana
Año1992 Duración102 min.
País España
Director José Luis Cuerda
Guión José Luis Cuerda
Música Javier Arias, David del Puerto, Jesús Rueda
Fotografía Hans Burman
Reparto Alfredo LandaAntonio ResinesAgustín GonzálezManuel AlexandreEl Gran WyomingCayetana Guillén CuervoFernando Rey
Productora Antea Films / Central de Producciones Audiovisuales
Género Comedia | Edad MediaSiglo XV

Sinopsis:Comedia rural ambientada en el siglo XV. Tras haber estado cautivo en Túnez, Bartolomé (Landa) regresa a su tierra extremeña con la ilusión de comer su manjar preferido: cerdo. En el camino se topa con un desertor (Resines) que tiene una marrana

Pelicacómetro, cinefagia pura y dura


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario