Páginas

sábado, 1 de noviembre de 2014

2046: Preciosa, pero excesiva

Secuela de la grandísima 'Deseando amar', sobre la que debería basarse cualquiera que decida ver esta película, ya que aunque funcione de manera independiente ,su conexión con la primera consigue volverla más interesante

He leido de todo acerca de esta película de Wong Kar-Wai , es un ejemplo claro de esas películas que puedes amar u odiar, pero seguro que aunque no te guste ,no te dejará indiferente

Con una fotografía impecable y un ambiente futurista muy logrado recordándonos a Blade Runner, se nos va narrando esta bonita historia de amor, que tal vez debería habernos ofrecido algo más para conseguir igualarse a su antecesora, ya que es prácticamente más de lo mismo ,cosa que por muy bien hecha que esté, no sorprende tanto

Tony Leung y Chiu Way vuelven a ofrecernos una gran muestra de interpretación de principio a fin

No es de las películas más fáciles de ver, pero sí que es de las más fáciles de disfrutar, si consigue llegarte

Nota pelicacómetro: 7'5/10

 tráiler 

2046
Año2004 Duración120 min.
País Hong Kong
Director Wong Kar-Wai
Guión Wong Kar-Wai
Música Peer Raben, Shigeru Umebayashi
Fotografía Christopher Doyle, Lai Yiu Fai, Kwan Pun Leung
Reparto Tony Leung Chiu WaiZhang ZiyiFaye WongGong LiKimura TakuyaLau Ka Ling,Chang ChenMaggie CheungAh Ping
Productora Block 2 Pictures / Paradis Films / Orly Films
Género RomanceDramaCiencia ficción | Drama románticoAños 60LiteraturaSecuela.Película de culto
Web oficial http://www.sonyclassics.com/2046/

Sinopsis: Un escritor que creía escribir sobre el futuro, en realidad estaba escribiendo sobre el pasado. En su novela, un misterioso tren salía de cuando en cuando con dirección al año 2046. Todos los que subían a él lo hacían con el mismo propósito: recobrar los recuerdos perdidos. Se decía que en 2046 nada cambiaba. Nadie sabía a ciencia cierta si eso era verdad, porque ninguno de los que viajaron regresó jamás. Con una excepción. Él estuvo allí. Se marchó voluntariamente. Quería cambiar. 


Pelicacómetro, cinefagia pura y dura

No hay comentarios:

Publicar un comentario