Páginas

jueves, 6 de marzo de 2014

Buenos dias: El entrañable retrato de un vecindario



Clasico Japonés de Yasujiro Ozu, que con una simpleza extrema consigue que nos sintamos uno más de aquel vecindario, a pesar de la diferencia de épocas

Con una historia que parece más simple de lo que es, iremos viendo como hay varios aspectos críticos en su interior, escondidos tras un aspecto inocente, además su desarrollo va claramente ¨in crescendo¨, para que no haya ni un solo bajón que evite que le prestemos atención,en esta cinta plagada de toques de humor

También veremos que hay muchas cosas que ¨no cambian¨ en la gente, aunque hayan pasado 55 años del estreno de este Remake

Técnicamente resulta muy simple, tiene pocas cosas destacables en fotografía, pero no requiere excentricidades para llegar de una manera que resulta entrañable, como las actuaciones de los niños

Hay un doblaje ¨moderno¨ que no está del todo mal

Imprescindible

Nota pelicacómetro: 8/10

Título original
Ohayo (Ohayô)
Año
1959
Duración
94 min.
País
 Japón
Director
Yasujiro Ozu
Guión
Yasujiro Ozu, Kôgo Noda
Música
Toshiro Mayuzumi
Fotografía
Yuuharu Atsuta
Reparto
Chishu Ryu, Kuniko Miyake, Yoshiko Kuga, Koji Shidara, Masahiko Shimazu, Keiji Sada, Haruo Tanaka, Haruko Sugimura
Productora
Shochiku
Género
Comedia | Familia. Remake
Sinopsis
Japón, años 50. Como todos los días, los miembros de una familia se disponen a afrontar sus problemas, sueños y realidades. El padre, con los altibajos de su trabajo y las exigencias que impone la educación de los hijos. La madre, administrando los ingresos familiares y atendiendo a las múltiples complicaciones de la vida doméstica. Y los hijos obsesionados por tener televisión en casa, y uno de ellos enfrascado en sus estudios y angustiado por un defecto físico

No hay comentarios:

Publicar un comentario