Páginas

sábado, 22 de febrero de 2014

Man on the moon: ¿Quien lo iba a decir?



Todavía se me resistía esta película de Milos Forman, la tenía gafada, llevaba años intentando verla y siempre pasaba algo que lo impedía, por fín ayer lo conseguí y me ha gustado, no tanto como ¨Amadeus¨, ¨El escándalo de Larry Flint¨ ó ¨Alguien voló sobre el nido del cuco¨, pero hay que reconocer que se trata de un Biopic muy serio, plagado de humor  que disfraza un más que acertado drama

La historia se desarrolla muy bien, no tiene bajones en el ritmo, además , su genial inicio con un falso final, consigue  que nos metamos en la historia inmediatamente

¿ Quien iba a pensar que Carrey estuviese a una altura como la que está en esta película?, aunque es cierto que él era el actor ideal para interpretar a  Andy Kaufman, su papel sorprende en los momentos más insospechados

Además, el reparto ayuda mucho, ya que tenemos a Danny Devito ( que realmente salía en la serie ¨Taxi¨, que vemos en la película) y al gran Paul Giamatti , además, hay gente como Jerry ¨The king¨ Lawler, que se interpreta a sí mismo

Técnicamente es muy sobria, y resulta muy ¨familiar¨, para  disfrutarla sin complicaciones, ni de  de planos ,ni iluminación, ni de historia, ese puede haber sido el secreto de su exito

Muy agradable

Nota pelicacómetro: : 7/10


Título original
Man on the Moon
Año
1999
Duración
118 min.
País
 Estados Unidos
Director
Milos Forman
Guión
Scott Alexander, Larry Karaszewski
Música
R.E.M.
Fotografía
Anastas Michos (AKA Anastas N. Michos)
Reparto
Jim Carrey, Danny DeVito, Courtney Love, Paul Giamatti, Tony Clifton, Marilu Henner, Judd Hirsch, Christopher Lloyd, Norm MacDonald, Vincent Schiavelli, Brent Briscoe, Christina Cabot, Chuck Zito
Productora
Mutual Film Company / Universal Pictures pr. una prod. Jersey Films / Cinehaus & Shapiro / West Productions
Género
Comedia. Drama | Biográfico. Comedia dramática
Sinopsis
Cuando Andy Kaufman era un niño ya le gustaba organizar espectáculos de variedades, aunque no tuviera público. De adulto empieza a destacar como humorista y es descubierto por el cazatalentos George Shapiro, que le consigue un papel en "Taxi", una famosa serie de televisión, en la que, gracias a sus dotes cómicas, alcanza una gran popularidad. A pesar de ello, se plantea nuevos retos: con su colega Bob Zmuda crea el personaje de Tony Clifton, su "alter ego"; además, organiza espectáculos de lucha libre entre mujeres que le ocasionan numerosos problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario